Beneficios e incentivos del patrocinio

Cuando hablamos de patrocinio podemos llegar a pensar que el único o principal beneficiado del acuerdo es el que recibe la financiación. Sin embargo, existen numerosas y poderosas razones que las empresas y marcas deberían tener en cuenta a la hora de realizar sus estrategias publicitarias, y considerar el patrocinio como un potente recurso publicitario. Ya que esta forma de promoción también conlleva numerosos beneficios para la empresa patrocinadora.

Impulsor de ventas

El patrocinio es una estrategia publicitaria muy potente debido a que llega directamente al público en medio de un momento de ocio: la publicidad incide en el público en un estado de relajación y por tanto, con un nivel mayor de recepción. Además, hay que tener en cuenta que cada evento o proyecto tiene su propio target debido a que actualmente el consumo de medios es totalmente segmentado; por lo que es una posible via para llegar a otros targets y así conseguir más ventas.

Visibilidad y publicidad positiva

Los gerentes de negocios y directores de marketing acostumbran a buscar una amplia exposición en los medios de comunicación mediante el uso de herramientas below the line. Esta exposición se puede mejorar si se patrocina un proyecto de gran alcance y temática relevante para los medios, y sobre todo para el público, el cual se pretende que se convierta en cliente potencial de las marcas patrocinadoras. Si el proyecto es bien visto por la comunidad, también puede generar una imagen positiva para la marca.

beneficios del patrocinio

Diferenciación de la competencia

El simple hecho de patrocinar es una manera importante de diferenciarse de la competencia, por lo que buscar ser patrocinadores, es una lucha constante entre las marcas. Acontecimientos como eventos deportivos, festivales musicales, congresos o exposiciones, son escaparates con mucho potencial para las marcas. Con esto la marca se refuerza y se ubica por encima de su competencia, y si es la única de su área que patrocina determinado evento o proyecto, además obtiene exclusividad.

Empatía con el target

Cuando el patrocinio es para una actividad sin fines de lucro, es altamente probable que se genere una vínculo de empatía entre la marca y el target. Para el público, que una marca patrocine acciones con causa benéfica representa un visto bueno por parte del consumidor.

Igualmente, si se trata de un evento donde no hay labor altruista, la empatía igualmente permanece porque genera la percepción de una marca comprometida con el ámbito del cual se trate la actividad o proyecto.

Alianzas estratégicas

Cuando una marca participa en la promoción de algún evento o proyecto y trabaja de la mano con otras marcas, las relaciones o alianzas que se generan resultan ser beneficiosas para ambas. Además de que se pone el antecedente de una colaboración que, en un futuro, podría darse nuevamente, y así su relación comercial se vería fortalecida.

Incentivos del patrocinio

Desgravación fiscal

A parte de todos estas ventajas de visibilidad y valor de marca, aunque no deje de tratarse de una herramienta de publicidad, la empresa patrocinadora puede beneficiarse financieramente de esa aportación.

Existen incentivos fiscales que se articulan a favor de personas, empresas e instituciones que contribuyen con sus aportaciones al desarrollo y ejecución de proyectos deportivos, culturales, científicos o de otro tipo gestionados por fundaciones, asociaciones de utilidad pública o asociaciones de tipo general.


Categoría: Patrocinio

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra newsletter