ENTREVISTA A BIRDIE NUM NUM

Birdie Num Num, formado por Ariadna R. Alamo y Yonay Boix, es un micro-colectivo de jóvenes cineastas y dinamizadores culturales que trabajan para la difusión, exhibición y formación de cine y la cultura audiovisual desde la pluralidad de puntos de vista. Ofrecen un plan de formación continuada con seminarios y talleres impartidos por profesionales del sector, desde críticos y programadores hasta cineastas y técnicos. Además, potencian una línea de exhibición de películas fuera de los circuitos comerciales a cargo de programadores y críticos de cine. También producen contenido audiovisual en forma de proyectos específicos de alcance social y cultural.

¿Cómo surgió la idea?

En 2015 vivíamos en Quito (Ecuador) y nos estábamos planteando volver a Barcelona, la crisis comenzaba a ser menor (o eso nos llegaba de la gente que se había quedado en España). Yonay, que anteriormente había vivido en Madrid durante seis años, comentaba que ahí había más tradición de talleres y cursos de cine que se salían de las escuelas de cine convencional. Detectamos que en Barcelona, en ese momento 2016, faltaba algo de esto: proyectos pequeños que se alejaran del tipo de oferta que proponían los grandes centros culturales o las universidades. Pensamos que podía ser una buena idea crear un proyecto así, nuestro propio colectivo, que diera lugar a estas actividades y que funcionara a través de la colaboración de otras personas del sector, muchos de ellos cineastas como nosotros con los que compartíamos afinidades.

¿Cuál es el objetivo o misión del colectivo/asociación?

Pensamos Birdie Num Num como un colectivo artístico, que por su pequeña envergadura (¡somos 2 cabezas!), tiene la suficiente libertad para ver/discutir/crear una idea de lo qué es el cine muy particular. No tendemos que rendir cuentas con nadie, ni justificar nuestros intereses sobre un cierto tipo de cine. Siempre insistimos en que nuestra misión es abordar el cine y el audiovisual desde perspectivas distintas, incluyendo su diversidad en prácticas y géneros, con el objetivo de abrir más allá nuestros ojos, también la mente.  

¿Qué talleres y sesiones de cine ofrecéis actualmente?

Hasta día de hoy, en la parte de formación hemos organizado seminarios teóricos, talleres y mesas redondas. También inciamos los “proyectos de encuentro” en casa de la persona que imparte el curso. Los temas son muy diversos: retrato documental, distribución de cortometrajes, técnicas de montaje, representación y género en el cine… hasta hicimos un taller de collage manual, con pegamento y recortables, que impartió Gloria de Vilches, coordinadora Xcèntric en el CCCB. A nivel de exhibición, organizamos sesiones que van desde cine documental y ficción, hasta cine experimental en formato analógico y digital. Se han visto obras de cineastas como: Jose Luis Guerín, Dominique Dubosc, Keewatin Dewdney y Rick Hancox, Ute Aurand, Maria Klonaris y Katerina Thomadaki, Colectivo Los Ingrávidos o Deborah S. Phillips, entre otros.

 

¿Tenéis novedades en talleres y nuevas actividades en mente?

Este año tenemos un programa muy ambicioso, queremos apostar por dos únicas actividades, pero de gran alcance, donde colaboran prestigiosos agentes del cine nacional actual y del cine europeo contemporáneo. Este programa que fusiona presente y pasado nos coloca en un ámbito nacional (hecho que conseguimos en 2017) e internacional, con actividades inéditas en Barcelona. Haremos unos talleres-jornadas de programadores/as de tres días para reflexionar sobre la tarea de comisionado en espacios de exhibición de cine (festivales y archivos) y cuáles son sus líneas editoriales. Contamos con los actuales directorxs y co-directorxs, de festivales reconocidos en el el panorama nacional presente: Punto de Vista, FICX y S8 Mostra de Cine Periférico. La segunda actividad, consiste en organizar la proyección de la obra central del cineasta Jaques Rivette, integrante de la Nouvelle Vague y crítico en Cahiers du Cinema, fallecido en 2016. Visionaremos “OUT 1: Noli me tangere” película nunca exhibida en Barcelona, con una duración total de 13h, que representa un evento en sí mismo. Contaremos con la presencia del productor de la película, Stéphane Tchal, que ha producido la obra de cineastas igual de reconocidos como son: Antonioni, Duras oGodard.

¿Quienes son vuestros colaboradores?

Trabajamos con distintos colaboradores, ya sean otros colectivos, asociaciones, programadores o espacios que acogen nuestras actividades. Algunos de ellos ya empiezan a ser habituales, aparte de Xavier Basiana impulsor de La Nau Bostik que apostó y vio nacer el proyecto, también fue donde construimos (literalmente, a martillo y brocha) el aula para los talleres. Francisco Algarín de Revista Lumière, el equipo de Zumzeig Cinecooperativa, el laboratorio Crater Lab, son colaboradores habituales. Aunque siempre conocemos a gente con proyectos maravillosos, cineastas o otros profesionales del sector que admiramos y los perseguimos para que colaboren con nosotrxs: cineastas, investigadores, técnicos, críticos, etc.

¿Desde dónde operáis? ¿Qué espacios utilizáis para vuestras actividades?

Des de La Nau Bostik en La Sagrera, fábrica rehabilitada como espacio artístico y social autogestionado, donde hacemos habitualmente los talleres y seminarios. Y en Zumzeig Cinecooperativa en Sants-Hostafrancs, sala de cine independiente en versión original y con altas capacidades técnicas (sonido, proyección en digital, 8mm, 16mm y 35mm) donde organizamos las proyecciones. Aunque estamos siempre abiertos a nuevas posibilidades, el año pasado iniciamos los “proyectos de encuentro” donde hacíamos el curso en casa del cineasta, en ese caso con Antoni Padrós. ¡Y nos fuimos de excursión todo el grupo de Barcelona a Terrassa!

¿Quién es vuestro público? ¿Está contento con vuestras actividades?

Personas interesadas en el cine y la cultura alternativa. En realidad, es gente que le gusta descubrir proyectos “especiales” que se salen de la norma en nuestra ciudad. A parte tener al público cinéfilo, también participan personas que vienen del campo del periodismo, las humanidades o de las bellas artes. Estudiantes, profesionales, cineastas y artistas, son la mayoría que acogemos.


¿Qué es lo que más destacaríais de vuestro proyecto?

¡Qué somos arriesgados! La gente que participa en nuestras actividades nos dice que esperan a que lancemos el programa con expectación: ¿Y ahora qué vais a hacer?. Creemos que el sello de Birdie Num Num es que conviven las vanguardias, de aquello más clásico a lo más actual. Por otro lado, que la gente que invitamos a colaborar (en los talleres o proyecciones) siempre tiene libertad para proponer los temas. Nosotrxs hacemos la curadoría en función del recorrido artístico y vital de esa persona, a partir de aquí les ofrecemos carta blanca.

¿Cuales son vuestras principales necesidades?

Económicas, así es. Apostar por la diferencia, aquello invisible o lo que se desarrolla en los márgenes (industria, convenciones artísticas, etc.) requiere mucho trabajo y dedicación para ponerlo al alcance del público. Difundir cine y generar cultura no es gratis, cuesta dinero, mucho más del que por lógica puede recaudar. Por este motivo, dependemos año tras año de ayudas públicas muy modestas para realizar las actividades. Nuestro objetivo ahora es abrir una vía de financiación privada, a través de patrocinios, para tener más movilidad para producir nuestras actividades a lo largo del año. También tenemos otras necesidades, como sería disponer de alojamiento, transporte o dietas para los invitados internacionales. ¡Y publicidad del proyecto, siempre viene bien!


Categoría: PatrocinaM, Proyectos

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Únete a nuestra newsletter